cine

Música para tus ojos

Durante el mes de diciembre, se llevará a cabo la XI versión del Festival de Cine y Documental Musical, In-Edit Nescafé. Con sedes en Santiago y Concepción, el certamen promete deleitar el gusto de melómanos y cinéfilos a través de la pantalla grande.

Continuar

SANFIC9

Desde el 23 al 31 de agosto, presentado por CorpBanca y organizado por CorpArtes, se realizará SANFIC 9, novena versión de Santiago Festival Internacional de Cine, contando con la exhibición de más de 100 títulos de 30 países, entre los que destacan atractivos estrenos del cine local e importantes producciones del cine mundial, exhibidas y premiadas en los principales festivales del mundo (Cannes, Berlín, Venecia, Sundance, entre otros). Las exhibiciones tendrán lugar en Cine Hoyts Parque Arauco y La Reina, y también en sedes paralelas como la Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda y el GAM, y por primera vez contaremos con la Sala Cine UC. Las entradas generales estarán a $2.500 y estudiantes y tercera edad $1.500.

Además de contar con 14 premieres mundiales, la programación 2013 incluye aún más estrenos latinoamericanos que en ediciones anteriores, con un total de 30 producciones que nunca se han exhibido en nuestra región, lo que confirma al festival como una importante plataforma de lanzamiento  a nivel nacional y regional. Y como es tradición, el cine chileno tendrá una fuerte presencia en SANFIC cuando tendremos 19 largometrajes locales, todo un mérito para nuestro festival; y si a eso le sumamos que en nuestra sección Experiencias exhibiremos  una gran producción entre Portugal y Francia dirigida por una chilena, Valeria Sarmiento en Las líneas de Wellington, tendremos en total 20 largometrajes dirigidos por cineastas nacionales.

Competencias, jurados, directores de prestigio

SANFIC contará una vez más con dos competencias de largometrajes -la Competencia Internacional y la Competencia de Cine Chileno, cada una con 9 títulos- y la Competencia Talento Nacional, dedicada a los cortometrajes de realizadores y productores del país, que este año considera 17 trabajos. Por quinto año consecutivo se continuará apoyando  películas en etapa de desarrollo, ya filmadas y en espera de postproducción, a través de la sección Work In Progress, que desde el año pasado se abrió a Latinoamérica, convirtiendo así al Festival en una vitrina para los trabajos de nuevos talentos realizadores de la región, como en esta ocasión ocho títulos representando a Argentina, Colombia, México, Uruguay y Chile.

La evaluación y premiación serán definidas por jurados integrados por destacados expertos internacionales y chilenos. La Competencia Internacional contará con un jurado integrado por el diseñador de producción y director de arte mexicano Eugenio Caballero, ganador del Oscar por su trabajo en El laberinto del fauno; el respetado cineasta chileno, director de la carrera de Cine y Televisión del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) de la Universidad de Chile, Carlos Flores; y la prestigiosa cineasta alemana Margarethe von Trotta, una de las realizadoras más importantes del cine europeo, responsable de películas premiadas en los festivales de Cannes, Berlín y Venecia y de quien además ofreceremos una retrospectiva con cinco de sus películas más importantes.

En el jurado de la Competencia de Cine Chileno estarán la destacada periodista y Chief Latin America Writer de la revista Variety, Anna Marie De la Fuente; el cineasta, guionista y productor argentino Alejandro Fadel, cuya película Los salvajes fuera premiada el año pasado en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes y además ganara la Competencia Internacional de SANFIC,8; y junto a ellos, uno de los actores chilenos más reconocidos gracias a sus trabajos en el cine, el teatro y la televisión, Sergio Hernández.

En la Competencia Talento Nacional, dedicada a los cortometrajes chilenos, serán jurados la cineasta y académica nacional Maite Alberdi, cuyo primer largometraje, El salvavidas (2011), estrenado mundialmente en el IDFA de Amsterdam, exhibido en certámenes como Toulouse y Bafici, ganador del Altazor y premiado en Guadalajara y DocsBarcelona; el realizador y productor mexicano Inti Cordera, socio fundador y director ejecutivo de DocsDF, el festival internacional de cine documental de la Ciudad de México, uno de los espacios más destacados para la difusión de este género cinematográfico en Latinoamérica; y el cineasta y académico español Óscar Pérez, especializado en documentales, quien además será el realizador al que dedicaremos nuestra tradicional sección Shoot the Shooter,  con una retrospectiva con sus principales trabajos, exhibidos y premiados en certámenes como el IDFA, Venecia, Locarno y Mar del Plata.

Por su parte, el jurado del Work in Progress Latinoamericano estará conformado por el brasileño Sandro Fiorin, fundador de FiGa Films, importante compañía productora y distribuidora de cine latinoamericano en Estados Unidos; la francesa Marion Klotz, productora y ejecutiva responsable de festivales y adquisiciones en la distribuidora cinematográfica Memento Films International, especializada en ventas internacionales de películas de prestigiosos autores; el dramaturgo y cineasta argentino Santiago Loza, una de las figuras más relevantes del teatro y el cine trasandinos, cuyas películas han sido premiadas en festivales como Rotterdam y Cannes.

Además contaremos con destacados invitados especiales. La actriz colombiana Catalina Sandino, nominada al Oscar por la película María llena eres de gracia, presentará su más reciente película, Roa, de su compatriota Andrés Baiz, centrada en hechos históricos reales que marcaron a Colombia en el siglo XX e inaugurará el festival. Y uno de los cineastas franceses más reconocidos de la última década y  ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cannes por el film Entre los muros, Laurent Cantet, vendrá a SANFIC en el marco de una retrospectiva que no sólo exhibirá ese título y otros reconocidos trabajos suyos como Recursos humanos y El empleo del tiempo, sino además su más reciente cinta, Foxfire, premiada en el Festival de San Sebastián.

SANFIC siempre se ha caracterizado por incluir no sólo las primeras y segundas películas de jóvenes directores, sino además por programar los nuevos trabajos de algunos de los cineastas más prestigiosos del panorama internacional. Es así como en esta novena edición se exhibirá lo más reciente de directores como Wong Kar Wai, Thomas Vinterberg, los hermanos Taviani, Michel Gondry, Matteo Garrone, Olivier Assayas, Alexander Payne y Jim Jarmusch, entre otros cotizados nombres.

Valiosas iniciativas de SANFIC Industria

SANFIC Industria, un espacio de formación y fomento que ayuda a corto y mediano plazo a la cinematografía chilena, y a largo plazo a la industria del cine latinoamericano, es una de las propuestas de nuestro festival que ha ido creciendo cada vez más, y este año dará pasos aún más significativos; además del Work in Progress Latinoamericano, desde el lunes 26 al viernes 30 se impulsarán otras valiosas actividades, dos de las cuales se implementarán por primera vez en esta versión: debutarán el Santiago LAB y el Tribeca Film Institute Latin America Media Arts Fund Filmmaker Workshop, para proyectos en desarrollo chilenos, tanto de ficción como documentales. Para el Santiago LAB se seleccionaron 30 trabajos, y en cada caso el director y productor recibirán una asesoría en producción, distribución y difusión, para que posteriormente puedan presentarse a un pitching conformado por expertos nacionales e internacionales, los cuales escogerán a los ganadores, quienes podrán optar a premios entregados gracias a la valiosa colaboración y trabajo en conjunto de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile (DIRAC), el Ministerio de Cultura de Colombia, PROIMÁGENES Colombia, DocsDF (México), DocsBarcelona (España) y HD Argentina.

En cuanto al Tribeca Film Institute Latin America Media Arts Fund Filmmaker Workshop, gracias a la alianza entre SANFIC 9 y el Tribeca Film Institute, en esta edición se realizará por primera vez en Chile esta actividad que tiene como objetivo apoyar e instruir a cinco realizadores emergentes de Chile, Brasil y México con sus futuros documentales o proyectos “híbridos” (que pueden ser docu-ficción, o documentales con elementos de animación), siendo Chile el primer país donde se desarrolle este workshop en Latinoamérica. Se trata de un laboratorio colaborativo de dos días que tiene como objetivo desplegar las habilidades estratégicas para desarrollar y escribir propuestas además de solicitar financiamiento internacional. Los representantes de los cinco proyectos seleccionados tendrán la oportunidad de presentar sus trabajos y discutirlos con importantes profesionales de la industria.

SANFIC Cortos

Por primera vez nuestra habitual Competencia Talento Nacional, dedicada a los cortometrajes chilenos, además de exhibirse en salas se desarrollará en distintas universidades de la capital, a través de la cual se exhibirán en cada casa de estudio las producciones seleccionadas. En esta actividad se mostrarán 17 cortometrajes que conforman la competencia y además otros dos en función especial. Es de carácter gratuito para cada comunidad estudiantil.

SANFIC Comunas

Y junto con las exhibiciones en los circuitos tradicionales, se continuará con la formación y desarrollo de nuevas audiencias, porque la programación del festival también tiene que considerar a quienes disfrutan y exigen los más diversos tipos de cine, así como a quienes normalmente no tienen acceso a disfrutar de una buena película. Es por ello que continuando con lo que ya es una tradición en SANFIC, se llevará, una vez más, el cine a los más diversos puntos de la capital. SANFIC Comunas nuevamente acercará a la gente de distintas áreas de la Región Metropolitana, en siete comunas como La Florida, La Granja, Colina y Estación Central, gracias a un cine móvil con capacidad para 100 personas, completamente gratis.

Rodríguez, el poeta de los suburbios

Por Cristian van Kerkhoff.

Cámaras, filas y caras conocidas. Expectación, ansiedad y el deseo de poder lograr un asiento en la inauguración de la 9° versión del Festival In-Edit Nescafé. El comienzo de una heterogeneidad cultural, llena de distintas visiones, percepciones e historias de actores sociales, musicales, populares y contemporáneos.

Un festival que cuenta sueños e ideales que se desarrollan, y que abre con “Searching For Sugar Man” del director sueco Malik Bendjelloul, quien a través de su trabajo sobre la excéntrica e increíble historia del cantautor Sixto Rodríguez, narra la historia de un mito hecho realidad con sus mensajes, melodías e historias. A finales de la década del ‘60, el mundo se llenaba de cambios, revoluciones y hallazgos. Sixto Rodríguez, hijo de inmigrante mexicano de la working class, se asemeja a un espíritu que deambula por las calles, donde observando comienza a crear sus cuentos, como si fuera un Homeless que constantemente busca refugio, que vive el día a día para aprender del entorno, llenarse de experiencias y momentos y luego poder retratarlos junto a su voz y guitarra.

“Cold Fact”, su primer disco, haciendo honor a su nombre, representaba hechos concretos, directos y duros sobre la realidad que veían sus ojos. Tras su lanzamiento, no existe mayor demanda del disco, salvo algunos tocatas en clubes nocturnos, todo muy underground, lo cual hace que siga siendo un desconocido, uno más de los que camina por las calles oscuras y llenas de polución de Detroit. Al parecer, sus versos, su música folk y la visión privilegiada de cómo hacer sentido a mensajes e historias, quedan sólo guardados en vinilo, llenándose de polvo hasta ser descubiertos. Tal como la vida gira, da vueltas y nunca se sabe con qué nos podrá sorprender; alguien lleva su música a Sudáfrica en los 80’s, cuando el Apartheid se hacía presente en la ciudadanía, los postergaba de sueños, contenidos, música, información, etc.

El boca a boca y el traspaso de mano en mano hace que “Cold Fact” comience a ser parte de la dieta musical de la sociedad sudafricana, tal como artistas consagrados como The Beatles o Simon and Gardfunkel, enseñándoles que sí estaba bien protestar por lo que estaba mal, siendo una forma de unificación de mensajes liberales en momentos en que los medios y el gobierno limitaba todo, haciendo que la masa no pudiera informarse.  Una lucha no sólo por la independencia y quitar el bloqueo sistémico, sino por sobretodo, el de generar deseos y ansias de continuar soñando con un mejor mañana. Es con este suceso, que Malik Bendjelloul, el director sueco y que debuta con este documental, comienza a mostrarnos la historia de Rodríguez -como se le conoce artísticamente- mediante entrevistas a sudafricanos vinculados a su música (desde investigadores o periodistas, hasta dueños de tiendas de música, productores musicales o músicos que gracias a Rodríguez inspiraron generaciones).

El mito se acrecentaba entrevista tras entrevista cuando nadie sabía nada de él, salvo lo que nos mostraba en Colf Fact o Coming to Reality, su segundo disco. Estos involucrados, paso por paso, comenzaron a indagar en la historia de Rodríguez. Para contextualizar, eran los 90’s, en donde sólo con el material existente o el boca a boca se podía conseguir más detalles. Buscaron en las letras, las analizaron, tratando de encontrar algo que los llevara a algún lugar más preciso. Mediante los productores del disco,  pudieron contextualizar un lugar junto con lo que las letras daban a entender. La investigación, elimina el mito de que Rodríguez se mató en el escenario mediante un balazo o que se prendió fuego. Pasa de mito a realidad, encontrándolo gracias a que una de sus hijas lee un comunicado de búsqueda de su padre. Rodríguez sí estaba vivo, como si hubiese estado más de 30 años esperando ser re-descubierto, en su ciudad Detroit, manteniendo su rutina de trabajo forzado y amor por su guitarra.

Quizás la pregunta que se hizo Rodríguez, una vez contactado, podría haber sido, ¿Cómo de la noche a la mañana poder darse cuenta que los mensajes y las intenciones creadas, produjeron un efecto que es más grande de lo que nunca pudo haber imaginado? Una historia tan bella como increíble, interesante como surreal, en la cual podemos entender y aceptar que nuestras energías y actos realizados, alguna vez son tomados en cuenta, que el tiempo, con su sabiduría, sabe cuándo hacer efecto. El resto, los detalles, la ilusión que crea el documental, la sorpresa y la expectativa en que nos mantiene durante sus 86 minutos, es mejor que cada uno lo experimente. Véala, nunca podrá arrepentirse de esa decisión.